WILIGHT ZONE 

 

Antonio Martínez Villa.

 

 

Texto publicado en el catálogo 'Twiling Zone'. 2003.

 

 

 

 

 

 

   La paulatina perdida del concepto de grupo, tendencia, corriente o movimiento que desde los años ochenta se atisba en el panorama del arte contemporáneo, favorece la aparición de individualidades. El planteamiento del artista como individuo reemplaza el concepto de miembro, una vez acabado y agotado el tan usado concepto de genio como individualidad privilegiada y modelo de humanidad. Surge una concepción diferente de la obra de arte tras la ruptura del conceptual y, es que el artista habla desde la individualidad y la reivindicación de lo intimo, punto éste importantísimo para el devenir del arte hoy. María Luisa Sobrino apunta que “Cuando la relación entre cultura y civilización se quiebra surge una concepción del arte que enfatiza el valor de los mitos y reivindica el retorno a lo reprimido” *. Es en definitiva el retorno a Babilonia. 

 

   La obra de arte se nos muestra hoy no tanto como un objeto, sino más bien como un reflejo, el del devenir de lo más íntimo del artista, de su ambigüedad, sus proyecciones y sus más imbricados deseos. 

 

 

 

* Sobrino, Mª Luisa. “Escultura contemporánea en el espacio público. Edic. Electra. Madrid 1999. pág 23.

 

'Twiling Zone'. 2003.

Catálogo

'Twilight Zone'. 2003

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now